La amistad

Hace unas semanas leí un artículo de Isabel Coixet en El País que hablaba sobre la amistad. Lo copié entero en mi diario. Estoy empezando a hacer esas cosas. Intento escribir en él casi todos los días y cuando no se me ocurre nada, o no me apetece demasiado bucear en mis propios pensamientos, copio citas o fragmentos de textos que me hayan hecho reflexionar. Algunos pasan rápido y otros se quedan y los acabo rumiando más allá del momento de la escritura. Y eso es lo que hice con éste.

Los amigos, los buenos, los de verdad, son como las vigas del edificio que es nuestra vida. Aunque no los veamos a menudo, aunque nos olvidemos de sus cumpleaños o incluso cuando no asistamos a los funerales de sus seres queridos, sabemos que están ahí y que no hace falta que digan «estoy aquí para lo que necesites» porque realmente están. El hilo que une a los amigos es capaz de resistir avatares y faltas y hasta errores de bulto. La profundidad de una amistad no puede juzgarse por la proximidad o la regularidad en la comunicación, sino por la generosidad con la que cada uno acepta las faltas del otro.

Las mejores amistades evolucionan con el tiempo y es tan fácil retomar el hilo de una conversación de hace seis años como continuar un diálogo que se empezó ayer. Otro signo fácil de reconocer la amistad es la alegría que nuestros éxitos producen en nuestros amigos y la manera en que nos acompañan en los fracasos.

No sé si soy buena amiga de mis amigos, pero sí pienso que los pocos que yo tengo sí lo son para mí. Eso es todo un privilegio ¿no crees?

Digo que no sé si soy buena amiga porque no soy una persona demasiado sociable, me gusta la soledad y no suelo buscar las reuniones sociales. Recuerdo que desde el final de mi adolescencia, los vínculos que buscaba con mis amigas no respondían a lo que sentía que se esperaba de una “pandilla” y ahora sigo haciendo más o menos lo mismo.

Y a pesar de esto, para mí la amistad es uno de los valores más importantes de la vida. Por eso me ha gustado mucho leer y sentirme identificada con el concepto de amistad del que habla la Coixet en su artículo y que yo resumiría en estos puntos:

  • Los buenos amigos nos definen a nosotros mismos más de lo que creemos.
  • En la amistad, más allá de las palabras están los hechos.
  • La amistad resiste los errores de unos y otros.
  • La amistad no está solo en la compañía y la proximidad.
  • Los amigos se aceptan con generosidad.
  • La amistad evoluciona con las personas.
  • Los amigos nos alegramos de nuestros respectivos éxitos y nos acompañamos en los fracasos.

Mis “niñas” no quieren estar siempre juntas, pero tampoco podrían vivir separadas y se cuidan la una a la otra tanto como se pelean.

¿Como entiendes tú la amistad? ¿Sientes que ha pasado a un segundo plano en tu vida o sigue siendo para ti un valor importante?

cata&toñita_45_20151206.jpg
.

cata&toñita_42_20151206.jpg
+cata&toñita_43_20151206.jpg
Si te ha gustado, me haría muy feliz que lo lanzaras al mundo desde tus redes sociales, usando uno de estos botoncitos 😊 👇
Y estos son más artículos relacionados: