La mejor opción

Mirando el fondo de estas fotos que he encontrado por ahí perdidas, me hace gracia encontrarme de frente con la encimera de mi antigua cocina. Es que he estado un montón de tiempo eligiendo la de la nueva, cambiando de idea cada dos por tres para finalmente volver a la primera de ellas. Y encima me quedo con la sensación final de que no me he quedado con la mejor opción.

Elegir la que tenía hasta ahora, como casi todo lo de la casa, no me supuso tantas dudas. En aquellos momentos había muchas menos alternativas y, sobre todo, yo contaba con un presupuesto bastante más ajustado (¡ajustadísimo!), así que casi todo venía dado, sin tener muchas más vueltas que darle. En general, compré lo mejor y menos feo que pude con el presupuesto que tenía y casi todo cumplió su objetivo durante 15 años a las mil maravillas. ¿O es que acaso a veces lo menos bonito no resulta ser lo mejor, como estos limones caseros, feos como ellos solos pero cargaditos de zumo?

Ahora me siento muy afortunada de poder ilusionarme con cosas que me gustan y hacerme tropecientas composiciones en la cabeza, aunque finalmente acabe con la opción más sencilla o la más inteligente (o sea, la de mejor relación calidad-precio, ejem…).

¡Entre visitas a la obra, a las tiendas y proveedores e inspirarme con imágenes de casas chulas, menudo verano más entretenido estoy pasando!

¿Cómo llevas tú lo de elegir las cosas para la casa que requieren un buen desembolso? ¿Le das muchas vueltas o te dejas llevar por el primer impulso? ¿Te pesa más lo racional o te llena más cumplir los caprichos?

Ribbet collage

detalles_36_20120809

Ribbet collage

detalles_40_20120809 - Version 2

Ribbet collage

Y estos son más artículos relacionados:
Si te ha gustado, me haría muy feliz que lo lanzaras al mundo desde tus redes sociales, usando uno de estos botoncitos 😊 👇