Mis blogs favoritos 1.2

Hola, queridos y queridas. Voy a escribir este post sin pensármelo demasiado, porque si no, no empiezo nunca. Tengo un montón de ideas de cosas sobre las que escribir, pero me apetece retomar después del año nuevo con algo un personal.

Por el título pensáis que a lo mejor no lo es, pero para mí sí. Ya lo había comentado en otra ocasión y, seguro que como muchos de vosotros, he seguido dándole vueltas para entender mejor en qué punto estoy ahora.

En este mundo digital todo evoluciona tan rápido que siento que los usos y los porqués de cada red social van cambiando como algo orgánico. Hubo tiempos en que los blogs tenían su razón de ser en descubrir la belleza de otras vidas e inspirarnos en la nuestra, al menos yo recuerdo que aparecieron en mi vida así: un sinfín de imágenes bonitas y de posibilidades que ampliaron mis horizontes como si visitase nuevos países y comprase revistas chulas todos los días… Luego llegó Instagram y ese contenido pasó a compartirse de una manera mucho más inmediata y también creo que más superficial, por la propia estructura de la plataforma. Snapchat (que nunca probé y no creo que lo haga) volvió ese interés por compartir la vida propia algo mucho más inmediato. Y finalmente Stories de Instagram tomó el relevo convirtiendo de nuevo esa inmediatez en algo bien medido y programado y también con interés estético ahora que las empresas lo han integrado en sus estrategias de promoción.

Mientras tanto, los blogs tratan de sobrevivir entre esa marabunta de posibilidades, a las que se añaden Facebook y Youtube, que para mí son una especie de mezcla de tele española de los 80, con sus programas de variedades, un poco de cotilleo, otro poco de política, músicas por descubrir, personajillos de dudoso interés… Ahora que lo veo escrito, no sé por qué digo de los 80. Supongo que la tele de hoy en día es exactamente lo mismo y peor, pero cuando vemos las cosas en perspectiva las juzgamos con más claridad, ¿no es así?

El caso es que el blog como formato ha cambiado muy poco desde sus comienzos en cuanto a la forma pero creo que está evolucionando bastante en cuanto a contenidos. Tengo que confesar que yo cada vez tengo más blogs archivados en mi Feedly, pero cada vez leo menos. Hay carpetas temáticas, como la que llamo “Estilismos” o “Cocina” llenos de blogs que no abro casi nunca. A pesar de ello, me resisto a eliminarlos, porque para mí funcionan como un archivo, un marcador de favoritos de lugares “no necesarios” pero que en cualquier momento que me vuelva a picar el gusanillo me puede apetecer visitar.

Pero también me doy cuenta de que tengo una carpeta de “Favoritos” e incluso una de “Varios” con blogs que en cuanto publican un nuevo post me voy a leerlos sabiendo que siempre me van a aportar algo bueno en mi vida. Y, ¿a qué me refiero con algo bueno? Pues a cosas como las que te aporta la lectura de un libro o una revista, una película e incluso una charla con un buen amigo. Contenidos que te sacian pero que te hacen querer más, no te hastían. Que te abren a nuevos hábitos que de otra manera no sería tan fácil que descubrieses. Que te cuentan historias que te tocan, con las que te sientes identificada o que te hacen pasar un rato amable. Y también que te acercan al arte, la creatividad y la belleza, tan importantes siempre en mi vida.

Así que hoy me apetece compartir algunos de esos blogs que me acompañan últimamente y que sé que me seguirán acompañando mientras sus autoras quieran seguir:

 

.

  • Summer Cabin: recuerdo perfectamente los primeros posts que leí cuando la descubrí en el primer blog que tuvo, Soy Finlandesa, y esa sensación de conexión inmediata que te hace sentirte menos sola en el mundo. Hace muy poquito que lanzó al mundo una nueva marca de complementos textiles basados en sus diseños y sus estampados, que cierra el círculo de su pasión por un mundo más amable por dentro y por fuera, hermoso y coherente, como lo que sintió cuando visitó Finlandia por primera vez.

En esta nueva etapa, Nieves ha cambiado el blog de casa, pero su voz sigue siendo la misma, así que ahí estaré yo, pendiente de lo que nos quiera contar y esperando con gran interés lo que nos quiera contar. Prodígate más, querida Nieves.

 

 

.

  • Lisa Congdon: Lisa acaba de cumplir 50 años. Es la mujer de más edad de las que os hablo aquí. Quizás por eso tiene mucho y muy profundo que compartir. Y cuando su blog podría ser solo una sucesión de sus ilustraciones chulísimas y coloridas, pues no, es mucho más.

 

 

.

  • Wasel Wasel: otro de esos blogs con los que sientes que hay una persona detrás. Y una persona interesante, además. Y que cada día que abre su blog piensas: a ver qué me cuenta hoy Gemma. ¿Algo sobre su forma de organizarse por medio de cuadernos y del Bullet Journal? ¿Su forma de entender la vida desde el minimalismo? ¿Los productos de cosmética natural que usa? (con esto me ha picado el gusanillo últimamente). ¿Sus aventuras tejeriles? Siempre se descubre algo interesante.

 

.

  • Drimvic: éste ha sido el último en llegar a mi lista de favoritos. Anna me llega a la cabeza y al corazón a través de las historias sobre su vida. Sobre todo en lo que se refiere a su salud y a cómo afronta la vida desde la búsqueda de la coherencia entre cuerpo y mente. En esas estoy yo últimamente también.

 

Voy a cortar el post aquí, porque me está saliendo larguísimo. En nada te muestro otros cinco imprescindibles más.

Un abrazo,

Y estos son más artículos relacionados:
Si te ha gustado, me haría muy feliz que lo lanzaras al mundo desde tus redes sociales, usando uno de estos botoncitos 😊 👇