Artistas textiles: Karen Barbé

La entrada de hoy me hace muy feliz, porque Karen Barbé es una de mis creadoras textiles favoritas. Observar su trabajo a través de las exquisitas fotos que publica en su blog y seguir en el su proceso creativo me inspira todos los días. Cuando empiezo una pieza nueva, sea de bordado o de patchwork, a veces me sorprendo a mí misma pensando “¿cómo habría hecho esto Karen? ¿cómo combinaría ella los colores en esta paleta?”

Y más desde que ha llegado a mis manos su libro Colour Confident Stitching, un libro que te recomiendo si estás interesada en aprender a trabajar con el color a través de sus técnicas, y rodearte de su magia con los hilos y el diseño.

Karen es chilena y se ha movido por muchos países y varios continentes. En su trabajo se aprecian sus años de formación (parte de ellos en una universidad española) y experiencia laboral en el mundo del diseño y también su reciente paso por la prestigiosa escuela de bordado británica Royal School of Needlework. En esta entrada de su blog puedes leer un resumen de su paso por ella, corto, pero intenso.

Algo que impregna el trabajo de Karen, a pesar de esto que os cuento, es su relación con la tradición, con sus raíces y la nostalgia. Ella lo ha contado muchas veces en su blog y en distintas publicaciones, y se puede apreciar, tanto en los objetos que elige para el estilismo de sus fotos, como en sus diseños textiles. Como estas toallas inspiradas en los antiguos azulejos estampados, o su colección de textiles para el hogar Copihue.

La docencia también forma parte de sus actividades. Estos últimos años organiza cursos de bordado en su taller que tienen pinta de se oro en paño. ¡Te puedes imaginar lo que daría yo por asistir a una clase suya!

Te dejo con un extracto de sus propias palabras en el nº 6 de la revista Kireei y con un recorrido por sus imágenes, que tanto me ha costado elegir. No te pierdas el vídeo al final del post, porque ella cuenta mejor que nadie su punto de vista sobre so que hace. Espero que disfrutes de las puntadas de Karen tanto como yo:

«Hay algo en la escala del bordado que lo hace especialmente desafiante. El tamaño reducido de las puntadas, la finura de la aguja y de los hilados ponen a prueba la agudeza de los ojos y la precisión de las manos. A veces, incluso, obliga a trabajar con lupa; así de pequeñas e importantes son las decisiones que se toman a cada puntada. Este cambio de escala entre el espacio real y el del bordado lleva a la bordadora a un constante viaje de ida y vuelta entre ambas dimensiones. Es la mirada de Gulliver sobre un diminuto mundo textil que crece tras cada pasada la aguja».

Karen Barbé en la red: WebInstagramFacebook

Imágenes cortesía de la artista.

Un abrazo,

Y estos son más artículos relacionados:
Si te ha gustado, me haría muy feliz que lo lanzaras al mundo desde tus redes sociales, usando uno de estos botoncitos 😊 👇