Echando de menos

A nuestro piso de alquiler nos hemos traído lo mínimo para vivir unos meses. Tener que decidir qué coger y qué dejar fue una de las peores cosas, aunque la parte buena es que está suponiendo para mí un gran revulsivo y un gran aprendizaje que ya te contaré en otro post.

Pensábamos traernos la máquina de hacer helados que usamos todos los veranos, porque nos soluciona las cenas sanas de frutas y/o yogur. Es una máquina con compresor que hace los helados de maravilla pero que pesa un quintal. Así que cuando nos dimos cuenta de lo que suponía mover cajas a un 5º sin ascensor y con unas escaleras laberínticas, ahí quedó.

Eso sí, hay cosas a las que no he podido renunciar de ninguna manera, como mi nuevo costurero que tanto me gusta, y algunos útiles utilísimos para mis proyectos de este verano.

¡Que pases un estupendo fin de semana!

detalles_5_20130407 - Version 2

cross II_1_20141231 - Version 2

cross II_2_20150102 - Version 2

Si te ha gustado, me haría muy feliz que lo lanzaras al mundo desde tus redes sociales, usando uno de estos botoncitos 😊 👇