Nuevas vecinas

Desde el mismo día que llegamos a nuestro piso provisional empezamos a notar que teníamos un vecindario muy interesado en nosotros. Sobre todo en Catalina y Toñita. En el tejado que tenemos en frente están anidando unas parejas de gaviotas. Las hembras se pasan el día en los nidos, incubando, y los machos están ojo avizor, trayéndoles comida y vigilando que nada raro pase.

Supongo que nuestra presencia les ha dado desconfianza y tenemos a una de esas gaviotas haciendo guardia frente a nuestras ventanas casi todo el tiempo. A veces en la barandilla del balcón y a veces en el alféizar. Los primeros días hasta era divertido, pero luego me empezó a preocupar esa sensación de tener a alguien acechándote desde cualquier ventana de la casa. Y más cuando se ponía a dar golpes en el cristal como una loca.

Catalina y Toñita también han pasado de la curiosidad a la preocupación. Al principio se hacían las valientes, saliendo a la terraza, a ver qué pasaba con semejante bicho… Le hacen esos extraños ruiditos que conocerás bien si tienes gato, pero salen pitando en cuanto se mueve un poco.

Ya nos vamos acostumbrando todos a nuestra mutua presencia, pero con las gaviotas nunca se sabe de qué van a ser capaces, así que yo, por si acaso me las lleva volando a dios sabe dónde, sigo mirando de reojo cuando salgo a la terraza y siempre dejo las ventanas bien cerradas…

gaviotas_17_20150522 - Version 2

gaviotas_7_20150510

gaviotas_9_20150512 - Version 2

gaviotas_1_20150505 - Version 2

gaviotas_5_20150508 - Version 2

gaviotas_13_20150512 - Version 3

Si te ha gustado, me haría muy feliz que lo lanzaras al mundo desde tus redes sociales, usando uno de estos botoncitos 😊 👇